Subir glúteos o aumentar glúteos ¿Qué hacer? - Eternal Beauty Clinic
17266
post-template-default,single,single-post,postid-17266,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Subir glúteos o aumentar glúteos ¿Qué hacer?

Subir glúteos o aumentar glúteos ¿Qué hacer?

En primer lugar debemos preguntarnos que supone “subir”. “Pasar de un sitio o lugar a otro superior o más alto”. De igual manera nos preguntaremos por “aumentar”. “Hacer que algo sea mayor en cantidad, intensidad, calidad”

Subir glúteos con ejercicio, con cirugía, sin cirugía?

Para tomar la decisión correcta, es decir, aquella que nos reportará más satisfacción, nos vamos a olvidar en principio del factor “coste”.

Puede sonar raro, pero es lógico, porque sino lo hacemos así, podríamos tomar la decisión más económica pero la menos satisfactoria, y de lo que se trata es de quedar satisfechas.

Empecemos por el ejercicio, nos preguntaremos si hacemos ejercicio habitualmente, si es así, ¿Por qué necesitamos subir nuestros glúteos? Quizás nuestra morfología no acompañe al resultado y si no hacemos ejercicio, ¿Vamos a transformarnos en practicantes diarias y para siempre de los ejercicios que nos ayudarán a subir nuestros glúteos?

Sinceramente, la respuesta es no.

Subir los glúteos con cirugía es la solución definitiva, se trata de realizar una dermolipectomía lumboglútea. El problema es su cicatriz y el control de peso durante varios meses anteriores a la intervención. Todo esto quizás desanima bastante cuando el deseo es subir un poquito mis glúteos.

Esta solución te va a exigir un control de peso y seguimiento de por vida. Solamente las profesionales que necesitan una figura perfecta pueden rentabilizar tanto esfuerzo.

Pues parece estar más claro, la mejor opción para Subir glúteos o aumentar glúteos se basa en una solución sin cirugía.

No es por desanimar, pero ahora es cuando nos encontramos con la decisión mas difícil, ¿Por qué? os preguntareis.

Si dedicáis diez minutos a buscar ofertas, soluciones, propuestas, existen muchísimas. ¡¡Confusión total!!, ¿Qué solemos hacer?

Preguntamos a una amiga, buscamos información en foros, internet, revistas especializadas…….

Nuestro Consejo: Busca buenos profesionales, pero elige antes lo que consideras que debes hacerte. Porque cada profesional te aconsejará sobre lo que mejor sabe hacer, que puede coincidir o no con lo que te conviene.

Subir glúteos con hilos tensores PDO

Nuestra paciente ideal es aquella persona que tiene glúteos pequeños, con poco volumen y peso, con actividad física moderada, que no practique deportes duros y realice ejercicios de gimnasio suaves.

Si te sitúas en esta categoría, los hilos tensores resolverán tu deseo de aumentar o elevar los glúteos, no tendrás que hacer ejercicio y someterte a dietas, el tratamiento dura treinta minutos, no tendrás que someterte a estudios preoperatorios ni ser anestesiada en general.

Con sedación suave, sin hospitalización, eso sí, tendrás que tener reposo durante unos días. El médico especialista te indicará

Cómo es el tratamiento de hilos tensores para subir glúteos

  • Los hilos quirúrgicos de PDO (polidioxanona– material reabsorbible en cuestión de 6/9 meses), se utilizan para resolver problemas de flacidez.
  • El tratamiento de elevar glúteos con estos hilos tensores se realiza a nivel del tejido celular subcutáneo (grasa) en profundidad y encima del músculo.
  • La principal ventaja de este producto es que es de larga duración, no existen alergias ni rechazos. Es indetectable a la palpación y a la vista.
  • El resultado tiene duración estimada de unos cinco años.

 

Qué efectos producen los hilos tensores en los glúteos

  • Con los hilos tensores no hay un incremento del volumen del glúteo.
  • Por el efecto óptico puede parecer que sí, debido a que al elevarse se vuelve más respingón. Son los propios tejidos del cuerpo los que cambian la forma al tensarlos.
  • Su introducción en el tejido provoca un efecto biológico: la formación de colágeno I, colágeno II y elastina nuevos alrededor del hilo – las sustancias más importantes para mantener la juventud de la dermis -, lo que produce un efecto tensor al cabo de 3 ó 4 meses.
  • Lo mas importante del tratamiento es que se adapta a la morfología del paciente, su personalización es perfecta, el número de hilos y la malla creada se ajusta al grado de flacidez, la forma y el peso de los glúteos que se están tratando.

 

Qué tipo de hilos tensores se utilizan para elevar los glúteos

En nuestro tratamiento exclusivo utilizamos tres tipos diferentes de hilos PDO.

  1. Monofilamento, que son los más sencillos, su función principal es la de provocar nuevo colágeno y elastina.
  2. COG o espiculados, que tienen diminutas espículas a lo largo del hilo para ejercer un efecto mecánico de tracción, tensión y anclaje al tejido.
  3. Tornado, un hilo formando una espiral en torno al hilo central, para provocar una mayor fibrosis y tensión en la zona.

La combinación de los tres consigue elevar, tensar y crear nuevo colágeno y elastina.

Además, el tratamiento podemos completarlo con  Hidroxiapatita cálcica redensificadora de la dermis, un relleno reabsorbible similar el hueso humano que aumenta la firmeza de las nalgas y ayuda a crear más colágeno.

 

Un tratamiento perfecto con resultados naturales inmediatos para pacientes exigentes, en una sola sesión, sin duda, los hilos tensores PDO para elevar glúteos sin cirugía.