recuperar la piel tras los excesos
5205
post-template-default,single,single-post,postid-5205,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Cómo recuperar la piel tras los excesos

recuperar la piel tras los excesos

Cómo recuperar la piel tras los excesos

Nuestro cuerpo y nuestra piel llevan acumulando un mes de excesos debido a las cenas y comidas navideñas. Ambos han sufrido daños por la gran ingesta de comida y de alcohol, el estrés de las compras o por la ausencia de practicar ejercicio en vacaciones. Pero a todas esas celebraciones se suma la pereza de llegar a casa y no dar a nuestra piel el mimo que se merece. Para ello, te proponemos una buena rutina de belleza para recuperar la piel tras los excesos de estas últimas semanas.

Puede que no nos demos cuenta pero nuestra piel pierde luminosidad cuando la sometemos a excesos. Como consecuencia, aparecen las ojeras y bolsas en los ojos y también las primeras arrugas visibles. Nunca es demasiado tarde, así que empieza por:

  • La limpieza del rostro. Se realiza tanto por la mañana como por la noche. Mientras dormimos nuestra piel segrega grasa por lo que la limpieza mañanera debe realizarse con un tónico o leche limpiadora. Tras una larga jornada laboral, nuestra piel acumula suciedad por la contaminación y sebo. La limpieza de noche eliminará esos restos y los del maquillaje con la aplicación de agua termal o agua micelar.
  • Es conveniente realizar una exfoliación cada quince días y sobre todo después de varios días de excesos. Aplicaríamos una mascarilla exfoliante para regenerar la piel y las células muertas. Una buena manera de relajarte durante 15 o 20 minutos.
  • Hidratación. En esta acción debemos tener en cuenta el tipo de piel. Grasa, seca o mixta. Una vez sabido, solo consiste en aplicar una crema durante el día y antes de dormir, una regeneradora de noche.
  • Buena alimentación. Retomar una dieta equilibrada basada en: vitamina C (naranja o kiwi) que mejora la producción de colágeno y es antioxidante; vitamina A (acelgas, espinacas o zanahorias) que ayudan a que a piel se mantenga tersa y una pequeña ración de frutos secos para retrasar el envejecimiento de la dermis. Acompáñalo del litro y medio de agua al día para depurar el organismo.
  • Por último, retoma el ejercicio para recuperar la elasticidad y tonificar los músculos. Ve de menos a más pero sin pausa.