¿Qué es la maderoterapia?

La maderoterapia es una terapia natural de masaje profundo que se aplica de manera manual con la ayuda de utensilios de madera variados. Estos tienen diversas formas y tamaños para adaptarse a las diferentes partes del cuerpo. De esta forma se consiguen abordar múltiples problemáticas al aplicarlos con más o menos intensidad.

Este tratamiento no es nuevo. De hecho, es milenario y se atribuye su origen a China, donde se usaba para favorecer la relajación, el equilibrio mental y físico, así como para facilitar la recuperación y mejorar los dolores musculares.

Hoy en día a esta terapia se le otorgan muchos beneficios relacionados con la remodelación corporal. Con el uso de varios instrumentos específicos a lo largo de una misma sesión y de varios niveles de presión en puntos estratégicos, se logra movilizar la grasa y mejorar la circulación sanguínea.

Contenido

ContenidoContenido

Contenido

¿Para qué sirve un tratamiento con maderoterapia?

La maderoterapia es un procedimiento no invasivo que, aunque comenzó como una terapia perteneciente a la medicina oriental, actualmente se ha extendido su uso a otros ámbitos debido a sus beneficios. Así, puede destinarse a diferentes objetivos para obtener resultados a varios niveles:

  • A nivel mental ayuda a reducir el estrés tanto físico como psicológico y favorece la relajación.
  • A nivel físico alivia los dolores musculares y articulares, como los de la espalda o el cuello.
  • A nivel estético se emplea, en general, para remodelar la figura y reducir la grasa localizada. Sin embargo, también sirve para tonificar y reafirmar el cuerpo y la dermis, minimizar y evitar la retención de líquidos, estimular la producción de elastina, movilizar la grasa, y para mejorar la circulación sanguínea y la apariencia de la celulitis.

Este tratamiento es ideal para personas de cualquier sexo que padezcan problemas de circulación o retención de líquidos, dolores musculares derivados, o no, de la práctica deportiva y todas aquellas que deseen deshacerse de la adiposidad localizada de alguna área como muslos o caderas con un método natural y no invasivo.

¿Quieres recuperar la mejor versión de tu rostro?

¿En qué partes se puede realizar la maderoterapia?

La maderoterapia es un tratamiento corporal que puede llevarse a cabo en cualquier zona. Es muy habitual centrarse en aquellas en las que se concentran más depósitos de grasa localizada y líquidos, como las caderas, los muslos, los glúteos y las piernas. En esas áreas será especialmente beneficioso para tonificar y reafirmar los diferentes tejidos. Aun así, también es común realizar esta terapia en la espalda, los hombros y el cuello para aliviar los dolores, disminuir la tensión y el entumecimiento muscular, pero también para eliminar las molestias derivadas de las posturas corporales.

Los diferentes utensilios de madera que se emplean en el tratamiento están diseñados fundamentalmente para desempeñar funciones concretas y trabajar partes específicas del cuerpo. Por eso existen diferentes tipos, entre los que se pueden encontrar, principalmente, los siguientes:

  • Tablas moldeadoras: se destinan para tonificar las zonas más delicadas del cuerpo y para favorecer la eliminación de toxinas. También ayuda a drenar las retenciones de líquidos y mejora la circulación.
  • Copas suecas: se emplea para remodelar y trabajar la grasa localizada para movilizarla. Asiste al profesional para dar forma a áreas como el abdomen, los glúteos, los muslos o la cintura. Su funcionamiento se basa en la creación de un efecto ventosa en la piel que tonifica y facilita el drenaje.
  • Rodillo liso: sirve para tratar los depósitos de grasa localizada, ya que permite trabajarlos con diferentes intensidades y presiones para movilizarlos y ayudar al sistema linfático y circulatorio.
  • Rodillos compuestos por cubos: suelen utilizarse en el abdomen y la cintura, principalmente, y se ocupan de la celulitis.
  • Champiñones: son unas herramientas con forma de seta que suelen tener una cara plana en la que se pueden encontrar diversos relieves. Se usa para reducir la piel de naranja y la flacidez de la dermis.
  • Rodillos curvos: este tipo de utensilio se designa a la eliminación de líquidos y grasas, pero también activa la circulación sanguínea y el sistema linfático. Es común su uso para calentar la piel al inicio de una sesión de maderoterapia.

¿Cómo es una sesión de maderoterapia?

Una sesión de maderoterapia dura en torno a una hora. Como en todo tratamiento corporal, se comienza con una limpieza y exfoliación de la piel para luego aplicar un aceite o crema reductora. Después, se comienza a manipular la dermis mediante un masaje manual con la intención de calentarla y extender el producto. De esta forma se consigue que las diversas herramientas que se van a usar se deslicen con mayor facilidad sobre el cuerpo sin causar ningún tipo de molestia.

Una vez preparadas todas las zonas a trabajar, se inician los masajes con los instrumentos de madera. El procedimiento es muy relajante y favorece el bienestar mental y físico.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del tratamiento con maderoterapia?

El tratamiento con maderoterapia ofrece múltiples beneficios y muy pocas desventajas al tratarse de una terapia natural. Así, entre sus principales ventajas se pueden encontrar:

  • Mejora y activa la circulación sanguínea favoreciendo la oxigenación de los tejidos.
  • Moviliza la grasa, lo que tiene, a su vez, varios beneficios. Por un lado, ayuda a remodelar las zonas que tienen más depósitos de adipocitos, fomentando la redefinición de la figura. Por otro lado, los masajes ayudan a deshacer los nódulos de grasa, especialmente aquellos que se ven a simple vista y que dan el aspecto de piel de naranja. Esto logra combatir la celulitis además de prevenirla.
  • Aumenta la firmeza y el tono de la piel, lo que se traduce en la disminución de la flacidez.
  • Alivia molestias y dolores musculares y reduce el estrés y la tensión.
  • Favorece el drenaje linfático y la eliminación de toxinas. Es ideal para aquellas personas que sienten hinchazón o pesadez de piernas.

Como se ha dicho, la maderoterapia es una técnica no invasiva y natural, algo que también tiene alguna desventaja como, por ejemplo, la constancia necesaria para obtener los resultados óptimos y mantenerlos. Más allá de eso, se trata de un método beneficioso para el organismo al completo.

¿Cada cuánto tiempo se recomiendan las sesiones de maderoterapia?

Los resultados de la maderoterapia suelen ser visibles tras la tercera sesión, aunque desde la primera se notará una sensación de mayor ligereza, en particular en las piernas, y también de relajación y bienestar.

Para alcanzar los efectos deseados se suelen recomendar entre 10 y 15 sesiones espaciadas a razón de 2 o 3 a la semana. Sin embargo, es aconsejable combinar la maderoterapia con otros tratamientos que trabajen los tejidos subcutáneos a otros niveles, como la radiofrecuencia. Así se consigue llegar a capas más profundas de la dermis, obteniendo resultados más globales y completos.

Según en qué estado se encuentre la piel y de la problemática, pueden ser necesarias de 2 a 4 sesiones, pero será el especialista quien lo valore de forma personalizada tanto antes como en el transcurso de tratamiento.

¿La maderoterapia tiene contraindicaciones?

Al ser un tratamiento no invasivo, la maderoterapia no tiene efectos secundarios o contraindicaciones. Sí que es necesario que la piel esté en buenas condiciones, lo que implica que no haya heridas o quemaduras recientes. Tampoco se indica para aquellas personas que padezcan infecciones en la dermis o problemas graves relacionados con la circulación como varices severas.

¡PRUÉBALO! OBTÉN TU CUPÓN DE DESCUENTO

Envía este formulario, recibirás un cupón en tu correo a tu nombre, imprímelo, acércate a cualquiera de las Clínicas Eternal Beauty Clinics y disfrutarás de un descuento al contratar tu tratamiento de Belleza en tu primera cita.

    Acepto los términos y condiciones. ℹ️ Política de Privacidad
    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el coche.