¿Qué es el tratamiento con la radiofrecuencia Indiba?

La radiofrecuencia Indiba es un tratamiento no invasivo e indoloro de rejuvenecimiento cutáneo. Puede emplearse tanto en el rostro como en cualquier zona del cuerpo para mejorar la apariencia de la piel y eliminar las huellas que va dejando el paso de los años.

La tecnología Indiba trabaja con ondas de baja frecuencia que, al aplicarlas sobre la dermis en forma de energía, crea una corriente que es imperceptible para el paciente. Esa energía, en contacto con la piel, actúa elevando su temperatura interna. El incremento de los grados, mantenido y controlado activa la circulación sanguínea y revitaliza los procesos celulares y la regeneración. De esta forma se consigue el rejuvenecimiento de la piel desde su interior.

Contenido

ContenidoContenido

Contenido

¿Para qué sirve y qué beneficios aporta la radiofrecuencia Indiba?

Indiba trabaja en profundidad favoreciendo la activación de la producción de colágeno y elastina a nivel subcutáneo, dos sustancias clave en el mantenimiento de la dermis. Sin embargo, existe una diferencia clave con respecto a otro tipo de radiofrecuencias y es que Indiba mantiene la integridad de los tejidos. Otras tecnologías tradicionales cimentan su funcionamiento en la destrucción para propiciar una regeneración en la que entra en juego la formación de colágeno cicatrizal. El problema es que este método ofrece buenos resultados a corto plazo, pero, una vez finalizado el proceso de renovación de los diferentes tejidos, también se acaban los diversos efectos que provoca en la piel.

Por eso, la novedad que aporta el tratamiento con Indiba es que precisamente no destruye los tejidos, por lo que no se inicia ninguna restauración. En cambio, sí que provoca una activación celular que aumenta la oxigenación, la circulación y tanto la producción como la síntesis de colágeno y elastina.

El resultado más evidente es la eliminación de la flacidez, pero incluye muchos más beneficios:

  • La activación de los fibroblastos provoca un efecto reafirmante en la piel, pero también se logra mejorar la calidad de la misma. Como resultado, se obtiene una dermis con mayor tersura, elasticidad y tonicidad.
  • Mejora la textura de la piel en su totalidad, y además aporta luminosidad e incrementa la hidratación.
  • Elimina toxinas y favorece el drenaje en casos de retención de líquidos. En consecuencia, ayuda a perder volumen en zonas con depósitos de grasa localizada.
  • En la zona corporal, además, mejora el aspecto de la celulitis, pero también de las estrías y de la flacidez de los tejidos.
  • Posibilita redefinir el contorno y el óvalo facial, al mismo tiempo que reduce la papada.
  • Elimina las bolsas, las ojeras, las líneas de expresión y difumina las arrugas.
  • Propicia la desaparición de imperfecciones como las producidas por el acné.

¿Quieres recuperar la mejor versión de tu rostro?

¿Cómo es una sesión de radiofrecuencia Indiba?

Para iniciar el tratamiento con la radiofrecuencia Indiba se realiza, en primer lugar, un diagnóstico del paciente. De esta forma se valoran las zonas a tratar, así como el estado de la piel, para personalizar los parámetros de la tecnología al máximo. Por otro lado, la evaluación permite prevenir posibles complicaciones y elaborar un plan acorde a las expectativas puestas en el procedimiento.

Una vez da comienzo la sesión, se realiza una limpieza y desinfección del área. En el rostro se lleva a cabo una limpieza facial en la que se desmaquilla y se aplica tónico. Además, se suministra un cóctel con principios activos según las necesidades de la persona, lo que potencia el tratamiento y sus efectos.

Cuando se ha preparado la zona, se procede a calentarla con Indiba al mismo tiempo que se va realizando un masaje. De esta forma se va incrementando progresivamente la temperatura para mantenerla el tiempo suficiente y generar, así, los resultados óptimos.

El procedimiento finaliza limpiando de nuevo las áreas sometidas a la radiofrecuencia y aplicando un tratamiento tópico que incrementa los efectos. La duración de cada sesión dependerá de dónde se realice. Así, para el rostro, suelen ser necesarios unos 40 minutos y 1 hora en el caso del cuerpo.

¿Qué zonas pueden tratarse con la radiofrecuencia Indiba?

Indiba puede llevarse a cabo en cualquier parte del cuerpo para mejorar la flacidez y rejuvenecer la dermis. En la zona corporal es habitual tratar la cara interna de los muslos, los glúteos y los brazos para reafirmar y eliminar la celulitis. El abdomen también es un área candidata, ya que la radiofrecuencia ayuda a disminuir los depósitos de grasa. Asimismo, se recomienda para reafirmar tras el embarazo.

En lo que se conoce como zona facial, se puede aplicar tanto en el rostro como en el cuello y el escote para reducir las arrugas, mejorar la apariencia y calidad de piel; tensar la dermis para potenciar las líneas y el contorno y reducir pequeños depósitos de grasa como los que se acumulan en la papada.

¿Cuántas sesiones son necesarias con Indiba?

Los beneficios del tratamiento con Indiba son visibles desde la primera sesión, aunque es importante tener en cuenta que son acumulativos, por lo que se recomiendan unas 8 o 10 para lograr los mejores resultados. Además, es aconsejable realizar sesiones de mantenimiento espaciadas en el tiempo. De esta forma los efectos pueden prolongarse durante meses y años.

Por otro lado, no existe ninguna clase de efecto rebote tras el procedimiento, aunque, de nuevo, para extender sus efectos y mantener la calidad de la piel, se sugiere continuar con sesiones cada uno o dos meses.

¡PRUÉBALO! OBTÉN TU CUPÓN DE DESCUENTO

Envía este formulario, recibirás un cupón en tu correo a tu nombre, imprímelo, acércate a cualquiera de las Clínicas Eternal Beauty Clinics y disfrutarás de un descuento al contratar tu tratamiento de Belleza en tu primera cita.

    Acepto los términos y condiciones. ℹ️ Política de Privacidad
    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la bandera.