Diferencias de crioterapia y criolipólisis

crioterapia y criolipólisis

Diferencias de crioterapia y criolipólisis

Cada vez existen más tratamientos de estética para deshacernos de la grasa indeseada. Dos de estos métodos son la crioterapia y criolipólisis, sobre los que seguro has oído hablar. Pero ¿sabes para que se usa cada uno? ¿Y sus diferencias? A continuación, vamos a centrarnos en desgranar qué tienen en común ambos procedimientos y en lo que no para salir de dudas. Si te interesa, ¡sigue leyendo!

Criolipólisis para eliminar depósitos de grasa localizada de manera permanente

Comenzaremos por conocer qué es la criolipólisis. Se trata de un tratamiento indoloro y no invasivo que usa el frío para eliminar la grasa localizada que es resistente a las dietas y al ejercicio, por lo que no estamos ante un procedimiento destinado a perder peso. Las zonas que se pueden trabajar son el abdomen, las rodillas, los brazos, la barbilla, el cuello, la cintura, los muslos, la cadera y las nalgas.

Mediante el uso de temperaturas bajas gracias a la tecnología Cooltech, la criolipólisis actúa en los adipocitos, las células grasas, las cuáles son vulnerables al frío. De esta forma se consigue congelar la grasa localizada cristalizándola a través de la aplicación de temperaturas controladas que van desde los -5 hasta los -10 ºC. Tras la sesión, los adipocitos se van fragmentando para ser expulsados por el cuerpo a través del sistema linfático durante los siguientes días y semanas.

Crioterapia para reducir el volumen y tonificar tejidos

Una vez hemos visto con detalle los usos de la criolipólisis, vamos a ver en qué consiste la crioterapia. Como se puede intuir por su nombre, estamos ante otro procedimiento que emplea el frío de manera terapéutica para eliminar la grasa. Sin embargo, la diferencia principal entre crioterapia y criolipólisis son las zonas en las que pueden usarse.

La crioterapia es un tratamiento reductor que ayuda a disminuir el volumen mediante la eliminación de grasa a través de la aplicación de frío controlado, pero, además, logra tonificar los tejidos, estimula la circulación sanguínea y también sirve para tratar diferentes lesiones musculares. Cuando se administran bajas temperaturas en el cuerpo, el organismo intenta ajustar el descenso de calor incrementando su temperatura y emplea las reservas de energía de los acúmulos de grasa.

En consecuencia, se genera un proceso en el que se consigue eliminar de manera más rápida los adipocitos y en el que también intervienen los músculos. Así que, por un lado se consigue reducir el volumen corporal, pero por otro, se logra tonificar ligeramente los músculos, lo que ayuda a mejorar la flacidez y la apariencia de la celulitis.

Principales diferencias entre crioterapia y criolipólisis

Aunque ambos son tratamientos con frío, como hemos visto, sus aplicaciones son diferentes. La criolipólisis se recomienda para moldear partes del cuerpo concretas, donde existen depósitos de grasa que no se pueden eliminar con métodos habituales. Su objetivo principal es eliminar los adipocitos de manera de permanente.

Los resultados son visibles pasadas unas semanas, ya que, después de una sesión, el organismo tarda un tiempo en expulsar la grasa que ha sido cristalizada mediante la aplicación del frio. Los resultados son definitivos, pero se recomienda seguir hábitos de vida saludables para evitar ganar peso y que se creen nuevos depósitos de grasa. Por lo tanto, la criolipólisis es ideal si lo que se busca es deshacerse de la grasa rebelde de cartucheras, michelines, la cara interna de los muslos, rodillas o el abdomen, por ejemplo. Las sesiones necesarias pueden variar según el grosor de la grasa de la zona. De manera general, suelen hacerse dos espaciadas en varios meses, y luego se evalúa la necesidad o no de practicar una tercera.

Por el contrario, la crioterapia tiene usos más amplios más allá de zonas localizadas. Esta técnica ayuda a reducir volumen, pero también sirve para tonificar los músculos, tanto para tratar lesiones como para combatir la flacidez. Así que, si se busca mejorar la apariencia de la piel de naranja o aliviar ciertos problemas a nivel muscular, este tratamiento puede ser el el indicado.

La crioterapia y criolipólisis son dos procedimientos indoloros, no invasivos y completamente seguros que son practicados por personal especializado. Si quieres saber cuál es el mejor para ti, no dudes en consultar a profesionales para que evalúen tu caso y te recomienden los mejores pasos a seguir. En Eternal Beauty Clinic tienes un equipo que te acompañará en todo el proceso para obtener los resultados que buscas.



× Hola ¿Cómo puedo ayudarte?