Errores al hacer dieta más comunes - Eternal Beauty Clinic
4925
post-template-default,single,single-post,postid-4925,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Errores al hacer dieta más comunes

errores al hacer dieta

Errores al hacer dieta más comunes

Hay muchos mitos circulando en el mundo de las dietas, lo que dificulta aún más el perder peso. Nosotros os queremos aclaran algunos de los errores al hacer dieta más comunes que pueden estar frenándoos de conseguir vuestras metas.  Porque no hay nada más frustrante que estar haciendo sacrificios y siendo constante y no ver todavía ningún resultado, o no todos los que esperábamos.

Si te sientes identificado con lo que acabamos de decir es probable que algunas de los puntos que vamos a exponer a continuación sean los causantes de que no te consigas llegar al volumen que te gustaría

  • Empezar bien. No valen las excusas como intentar dormir 5 minutos más o no llegar tarde al trabajo. Reserva su merecido hueco en las ajetreadas mañanas al desayuno. Algunos de los efectos rebote de no hacerlo es el de estar picando entre horas o pasar hambre toda la mañana. Prueba tomar algo de fruta que puedes llevarte o un te verde depurativo.
  • Cantidades adecuadas. Si haces tus tres comidas diarias y sigues sin ver resultados es que puede que lo que este fallando son las porciones. Muchas veces comemos más por temas de ansiedad y depresión en cuyo caso deberíamos estudiar el problema más a fondo. Acudir a profesionales para que nos establezcan las pautas exactas para cada uno es la clave para acertar.
  • Estudiar los componentes. Cuidado con los productos anunciados como ‘light’ o dietéticos, muchas veces hay una gran campaña de Marketing detrás y si bien es cierto que sean bajos en grasa a lo mejor lo contrarrestan con un  alto contenido en azúcar o viceversa. Huye de los alimentos preparados.
  • Seguimiento. ¿Realmente eres consciente de todo lo que comes? Hay mucha gente esforzándose por hacer sus comidas principales sanas pero no reparando en lo que come de almuerzo o merienda. Un truco en tener un cuaderno de notas y hacer repaso al final del día apuntando absolutamente todo lo que hemos comido. ¡Sin trampas!
  • Reforzar con otras actividades. Obsesionarnos con lo que comemos solo no va a ayudar. Busca el lado divertido a perder peso encontrando un ejercicio u actividad que te haga moverte y ayudar a quemar las calorías. Montar en bici cuando cae el sol en verano ¿no te parece una buena idea?