La dieta contra la alergia primaveral - Eternal Beauty Clinic
4784
post-template-default,single,single-post,postid-4784,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

La dieta contra la alergia primaveral

alergia

La dieta contra la alergia primaveral

En primavera, las personas con alergia, o nos encerramos en casa a cal y canto (sin ni siquiera ventilarla, por supuesto), o sufrimos un sin fin de picores, estornudos y rinitis. A veces, ni los antiestamínicos funcionan, y es que existen más de 3.000 especies de gramíneas distintas, por no hablar de los altos índices de polen de diferentes plantas y árboles. Si además, vivimos en ciudad, donde la contaminación es un clásico, el resultado es aterrador.

 

Pues bien, ¿sabías que la alimentación puede ayudarte a disminuir los síntomas de la alergia primaveral? Según la Universidad de Reading, en el Reino Unido, una dieta rica en antioxidantes y Omega 3 podría paliar dicha alergia. El secreto está en un plan depurativo, que “limpie” el hígado, el cual a menudo es el culpable de algunos procesos alérgicos, el riñón y el estómago. Bastan 7 días para que la dieta sea efectiva, aunque puede alargarse hasta dos semanas. Además, gracias a ello, además de mejorar la alergia podemos sentirnos más guapos, con mejor piel y cabello, menor retención de líquidos y celulitis. Muy sencillo: Debes incluir en tu dieta verduras de hoja verde, como la lechuga, el brócoli, las acelgas o espinacas, que alternarás como primer plato con legumbres suaves, como las lentejas, y con tomate, zanahoria o pepino. De segundo, apúntate a los cereales “inteligentes” y los superalimentos, tan en boga: sí al mijo, a la col rizada (o kale), a la cebada, la quinoa y al arroz integral.

 

Olvídate de la carne esos días y decántate por el pescado, eso sí, al vapor o hervido, como todo lo demás: tan importante es lo que comes como la forma de hacerlo: adiós a los fritos y alimentos procesados, y a la margarina vegetal, que según el estudio de la Universidad de Reading, agudiza la alergia de esta estación. También puedes tomar de vez en cuando tortilla, y de postre, barra libre de frutas. Y para que no te aburras, échale imaginación al aliño: experimenta con especias, como el jengibre, el curry, la cúrcuma o la nuez moscada. ¿De beber? Agua, agua, y más agua. Y por supuesto, sentido común: el ejercicio al aire libre no está contraindicado, pero hazlo a primera hora de la mañana y no a última de la tarde: si no puedes, mejor el gimnasio.