Lipobarrido. El nuevo método de eliminación de grasa localizada con HIFU - Eternal Beauty Clinic
17774
post-template-default,single,single-post,postid-17774,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Lipobarrido. El nuevo método de eliminación de grasa localizada con HIFU

Lipobarrido. El nuevo método de eliminación de grasa localizada con HIFU

Lipobarrido. El nuevo método de eliminación de grasa localizada con HIFU

Tiempo de lectura 5 minutos


Lipobarrido. El nuevo método de eliminación de grasa localizada con HIFU

Hifu se aplica con fines terapéuticos desde 1942 y como solución médica en el campo de la oncología urológica desde los años 90.

HIFU es un enfoque no invasivo que utiliza una energía ultrasónica administrada con precisión para lograr la necrosis de células tumorales sin radiación o escisión quirúrgica. En la oncología urológica actual, HIFU se usa clínicamente en el tratamiento de PC. (cáncer de próstata). La investigación clínica sobre la terapia HIFU para PC localizadas comenzó en la década de 1990, y la mayoría de los pacientes con PC fueron tratados con el dispositivo Ablatherm.

HIFU se ha empleado también  en el tratamiento del carcinoma hepatocelular, los leiomiomas uterinos y los tumores de mama, y ​​se ha asociado con el éxito en estudios limitados para el tratamiento del dolor paliativo en cáncer de páncreas y tumores óseos.

Cómo funciona el Lipobarrido. El nuevo método de eliminación de grasa localizada con HIFU

La terapia con HIFU da como resultado la ablación térmica dirigida al tejido sin dañar las estructuras circundantes, y en los últimos 10 años ha ganado cada vez más interés clínico como una herramienta novedosa para la ablación guiada por imágenes.

HIFU Utiliza el efecto de termocoagulación de ondas precisas de ultrasonido enfocado de alta intensidad para destruir los adipocitos y reducir la grasa de forma permanente.

HIFU destruye el tejido graso inicialmente, al elevar directamente la temperatura de la célula a través de la absorción de energía de ultrasonido, y luego, por la destrucción mecánica de las altas presiones inducidas térmicamente. Los tejidos circundantes no se ven afectados. Se provoca una mínima inflamación y los triglicéridos liberados y los restos grasos se eliminan a través de las circulaciones linfática y venosa, sin aumentar las concentraciones séricas de lípidos.

Para evaluar el impacto histológico HIFU, en un estudio realizado a 33 pacientes que recibieron tratamiento en el abdomen, seguido de abdominoplastia en varios intervalos asignados después del tratamiento. La evaluación in vivo mediante MRI y CT reveló una reducción en el volumen de grasa. Histológicamente, el daño de los adipocitos se observa a la semana después del tratamiento, con destrucción significativa de adipocitos al cabo de un mes. Entre 4 y 5 meses después del tratamiento, la patología demostró una curación normalizada completa de la zona con una fibrosis mínima y sin daños en la piel.

En un estudio producido por la Universidad de Hanyang. realizado a veinte pacientes asiáticos con arrugas faciales y flacidez se analizaron los resultados después de una sola sesión de tratamiento con HIFU.

Dos médicos independientes evaluaron la mejoría clínica en siete áreas de la cara mediante la comparación de fotografías estandarizadas obtenidas antes, y a los 3 y 6 meses después del tratamiento. La evaluación de la satisfacción subjetiva y los efectos adversos del tratamiento se realizaron mediante el uso de cuestionarios.

Un hallazgo interesante del estudio reveló que la evaluación realizada por los médicos y la satisfacción de los pacientes con respecto a la eficacia de HIFU en cada área facial fueron similares en todos los puntos temporales. Sin embargo, la satisfacción de los pacientes fue mayor en relación con la evaluación de los médicos. Esto puede deberse a que HIFU no solo dio como resultado un lifting facial y la mejora de las arrugas, sino también mejoras en el tono de la piel, el contorno facial y síntomas subjetivos, como opresión o tensión en la piel.

 

Por qué estiramos la piel de la cara con ultrasonidos HIFU

Tensar la piel sin estirarla mediante una cirugía se consigue  generando un proceso natural de creación de colágeno, lo que hará  que la piel en las cejas, párpados, cuello, papada y escote se estire.

Existen diferentes formas de generar colágeno en la piel, desde la aplicación de cremas de colágeno hasta alimentos estimuladores.

Referente a las cremas de colágeno nos encontramos con el problema que las moléculas de colágeno son demasiado grandes para pasar a través de la piel y con los alimentos estimuladores, tendríamos que ingerir tal cantidad que nos sería imposible conseguir resultados.

La radiofrecuencia y los ultrasonidos se han mostrado eficaces para estimular la generación del colágeno en la piel. Se ha demostrado que la neocolaogénesis y la neoelastogénesis tienen un mecanismo de lesión térmica controlada.

Por qué estiramos la piel de la cara con ultrasonidos HIFU

Según un estudio publicado en la revista de cosmética y terapia con láser en 2015 realizado por los Dres. Dong Hye Suh, Jeong Wee Coi, y otros, pertenecientes a la Facultad de Medicina de la Universidad Kyung He de Seul CONCLUSIONES: HIFU afecta los tejidos profundos e impacta las regiones focales. “La RF monopolar también afecta a los tejidos profundos, pero afecta a las regiones difusas. Creemos que estos datos proporcionan información adicional sobre el ajuste efectivo de la piel”.

Usamos Hifu para tensar la piel de la cara porque protege la superficie de la piel, consigue mejores resultados en la generación de colágeno y mejora el tono y todas las características de la cara sin que pierda motivo de expresión.

El sistema Hifu garantiza una aplicación precisa de la zona, los resultados se pueden ver con un solo tratamiento y pueden durar más de dos años.

Por qué reducimos la grasa localizada con Hifu. Lipobarrido

Hoy en día, existen diferentes tipos de modalidades de remodelado corporal no invasivas, que incluyen criolipólisis, radiofrecuencia (RF), terapia con láser de baja intensidad (LLLT) y ultrasonido enfocado de alta intensidad (HIFU) para reducir el volumen de tejido adiposo subcutáneo o celulitis . Cada procedimiento tiene mecanismos distintos para estimular la apoptosis o el tejido adiposo necrosis.

Por qué reducimos la grasa localizada con Hifu. Lipobarrido

Además de las soluciones mencionadas, se están realizando algunas investigaciones para analizar la eficacia de otras técnicas, como la vibración corporal total (WBV) y la terapia de ondas de choque extracorpóreas (ESWT).

En Eternal Beauty Clinic utilizamos HIFU porque es una tecnología segura y eficiente para reducir el tejido adiposo subcutáneo sin ningún efecto significativo sobre los lípidos sanguíneos o los marcadores inflamatorios y sin efectos adversos locales, como quemaduras o cicatrices. Los estudios basados ​​en el uso de HIFU para el contorno del cuerpo mostraron que la satisfacción de la paciente autoinformada es aproximadamente del 47% al 86%.

reducción de grasa con utrasonidos HIFU

También hemos tenido en cuenta  que los resultados no dependen de las dietas ni de la actividad física diaria. Además de los beneficios antes mencionados de HIFU, el tiempo de recuperación del tratamiento es mínimo.

“Siempre encontrarás diferentes opciones para tus tratamientos de rejuvenecimiento, en Eternal Beauty seleccionamos los mejores. Con profesionales expertos y un equipo amigo que te enseñará la mejor forma de cuidarte”.

 


¿QUIERES PROBAR ESTE TRATAMIENTO?

OBTÉN TU CUPÓN DE DESCUENTO

Envía este formulario, recibirás un cupón en tu correo a tu nombre, imprímelo, acércate a cualquiera de las Clínicas Eternal Beauty Clinics y disfrutarás de un descuento al contratar tu tratamiento de Belleza en tu primera cita.