Mastopexia, cirugía de elevación y aumento de mamas - Eternal Beauty Clinic
4701
post-template-default,single,single-post,postid-4701,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Mastopexia, cirugía de elevación y aumento de mamas

Mastopexia, cirugía de elevación y aumento de mamas

Llega una etapa en la vida de las mujeres en la que elasticidad de la piel, el embarazo, la lactancia o una pérdida de peso excesiva hace que el pecho vaya perdiendo su firmeza y poco a poco vaya cayendo perdiendo su posición natural. ¿Quién no quiere recuperar su imagen y recuperar esos años en los que el pecho se mantenía en su sitio por sí solo?

Olvídate de quimeras, cremas, masajes y tratamientos estéticos, la solución solo la tiene el bisturí, mejor dicho, el cirujano. Pero no tengas miedo, la cirugía mamaria ha evolucionado en los últimos años dejando de lado el eliminar la piel sobrante para recolocar la mama, no obstante este resultado solo duraba alrededor de dos años.

La técnica ha mejorado, la piel pasa a un segundo plano donde, se tiene en cuenta por su poder de retracción pero en la mastopexia, que es así como se llama esta técnica, la piel ha pasado a ser un mero envoltorio. El punto fuerte reside en la remodelación de la glándula mamaria y su fijación a la pared del músculo pectoral y así conseguir que se mantenga firme en su posición natural de forma permanente.

En determinados casos, puede ser necesario colocar una prótesis que devuelva al pecho el volumen perdido y conseguir así restaurar la mama con su posición y forma original. Y las cicatrices ya no son un problema, porque se hace una incisión horizontal y quedan ocultas tras el surco submamario. De necesitar hacer una incisión vertical, la cicatriz, al cabo de tres meses se convierte en una línea blanca que apenas se nota.

Se trata de recuperar el pecho de una forma bonita y discreta, ya que es un proceso quirúrgico con un resultado natural.